miércoles, 30 de julio de 2008

El regreso de las camas mojadas

Los niños han regresado a clases, y la rutina de la casa vuelve a la normalidad. Pablito sigue creciendo, pero quería comentarles algo. De un tiempo a esta parte, Pablito se ha estado haciendo pipí en las noches. Esto no era habitual porque había logrado ya su control de esfínteres. Por lo mismo ahora hay que levantarlo en las noches a que vaya al baño para tratar de regularlo y que no se orine mas en la cama.

Buscando explicación, en principio pensamos que podía ser por el invierno y que pasaba frío. Esto quedó descartado el día que se fue a dormir a nuestra cama y....se hizo pipí sobre su papá (jajaja, reconozco que me reí mucho de Ivo); después pensamos que podía ser porque la neuróloga le recetó melatonina (una hormona que favorece la mantención del sueño) a raíz que había noches en que se desvelaba; pero ella nos aclaró que no tenía nada que ver... Es decir, era una importante duda para nosotros.



Sabemos que la enuresis en los niños siempre es síntoma de algo, por lo que me inquietaba el tema.



El miércoles pasado fui a ver a la terapeuta que le da las flores de Bach a los niños. Al comentarle esto se quedó pensando y me dijo que en psicosomática la enuresis está asociada con los miedos. Justo habíamos estado hablando de que Pablo ha avanzado harto; le comentaba que sus dibujos están muy bonitos, que nos falta aún muuucho, pero que sentíamos que nuestro hijo respondía bien a todo el trabajo que le tocaba. Entonces, me planteó una hipótesis que me hizo mucho sentido. Me dijo que tal vez, si bien Pablito estaba muy contento con sus avances, tal vez también eso le asustaba un poco, y esto era una reacción un poco defensiva, queriendo decir "hey, todavía soy chiquitito, me da miedo crecer mucho, me da miedo este mundo al que me están trayendo, ojo...."



Aún lo pienso. Es verdad que para él tampoco debe ser fácil entrar en este mundo tan lleno de exigencias, de tener que relacionarse con el otro, de salirse de su mundo interno protegido y calentito, con una tranquilidad intrauterina, de.... ¡tener que ir al colegio! Bueno, eso para nosotros también es una señal como para estar atentos a él, no olvidarnos que los avances no son solo alegrías para todos, sino que implican un aumento en las exigencias y las expectativas, y que debemos ir a su ritmo para acompañarlo en este tránsito...



Y también entender que es un niño aún pequeñito... que sus cuatro años y medio no son en vano...



Bueno, ahora tenemos un posible entendimiento y hartos frascos con flores para el alma.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

No le des liquido después de las 6 de la tarde y prueba, tal vez es que esta tomando mucha mamila… Sole

Yoly dijo...

Interesante teoria. Es cierto, J tiende a sentirse frustrado cuando le exijimos algo y el no puede realizarlo. Nos mira a los ojos con mucha pena y dice "no puedo" y en ocasiones hasta llora.

Siempre tratamos de pedirle hasta donde sabemos el puede llegar, no forzamos muchos la cosas pues eventualmente él llega

Abrazos,

Fabi dijo...

Y sí... aún es chiquito! Puede ser que manifieste sus miedos de esa manera...
Me encantaría que nos comentes cómo sigue el tema.
Pobre papá... despertarse por el pis... jijiji! (no te enojes! pero es un poquito gracioso!)
Cariños
Fabi

Enzo dijo...

te digo que yo conozco al tío de Pablito y él se hizo como hasta los 10 años.


saludos
Enzo

Sandy dijo...

...Hay un regalito en el blog de Angeles...Abrazot's, Sandy.

Guisella Esparza dijo...

Hola, suerte! sé nota que son unos luchadores y tú hijo también, poco a poco superará sus miedos y se hará más fuerte! mientras tanto a llevarlo en la noche. Te quería preguntar le das flores de Bach? que tal te ha ido con eso?