lunes, 13 de octubre de 2008

Los niños y el agua







Llevo ya casi un mes sin escribir. He tenido mucho trabajo y no me ha dado mucho tiempo para nada. Les agradezco mucho la preocupación! (Gracias Sandy y Esther!!!) Estamos todos bien, los niños creciendo y con cosas que me gustaría compartirles.

Creo que el post de hoy se tratará de temas relacionados con Agua.


Primero que todo, contarles: la Carlita ya no usa pañales!!!!Los dejó hace como unas tres semanas. Los dejó solita pues le molestaba mucho el pañal y se lo sacaba a cada rato. Fue muy rápido. Como siempre, los niños nos marcan el ritmo, mas que nosotros a ellos. Controla de día y de noche (bueno, casi todas las noches jajaja). Un aplauso para mi niñita!!!!!

Diego inició clases de natación. Le encanta el agua así que va todos los sábados y domingos al Stadio Italiano a prácticar. Ya sabía "mantenerse a flote" desde el año pasado, pero quisimos reforzarle el nado para que aprenda mejor. Como le gusta el agua, siempre es una seguridad enorme que los niños puedan aprender de pequeños. Pregunté al profesor de Diego por Pablo, para que pueda tomar clases, pero me dijo que estan llenos de niños. En todo caso, me gustaría averiguar de un lugar que tengan alguna experiencia con niños como Pablo, es decir, que necesitan un poco más de dedicación y paciencia.


A Pablito le encanta el agua, los botes y todo lo que se relaciona con ello. No sé si les había contado, pero una vez se cayó a la piscina que tienen mis papás en su casa. Pasamos un tremendo susto, pero gracias a Dios sin consecuencias ya que nos tiramos al agua al tiro a sacarlo. Lo preocupante con Pablo es que se asusta un poco en el agua. Le gusta, se fascina con ella, pero una vez adentro, se paraliza. No mueve ni los pies ni las manos (al menos no lo hacía el verano pasado. Tal vez este año esté mejor para aprender!). No sé si se relacionará a que tiene un poco de hipotonía muscular. Debo preguntar eso. Ya le encargué a Ivo, que lleva hoy a Pablo con la Terapeuta Ocupacional, que le pregunte si ella nos recomienda un lugar (bueno, bonito y barato, jaja)

Yo lo veo jugar en la playa o en las piscinas chicas, y es tan feliz!!!!Tenemos que enseñarle a protegerse. Ahora en septiembre fuimos unos días a la playa. Los días estuvieron preciosos y un par de ellos los niños se bañaron en el mar (para quienes no son de Chile, déjenme contarles que nuestras costas son maravillosas, pero el agua es UN HIELO!!! por lo que tiene que hacer calor para tener el valor de mojarse en ellas jaja) Los niños se metieron en calzoncillos porque en esta época del año, no estaba preparada para bañarlos aún y no llevaba trajes de baño. Se bañaban en la orilla en un playa súper rica y apta para niños, sin oleaje fuerte y poco profunda. Sin embargo, como en toda costa, corren el riesgo de irse un poco mas al fondo. En un minuto, en que ya se hacía necesario sacarlos del agua, Pablo no tenía ninguna ganas de obeedecerme. Me miraba sonriendo, pícaramente, pero no solo no venía, sino que se iba un poco mas adentro. Me dió mucho miedo, no por ese minuto porque aún tenía controlada la situación (era cosa de mojarme y meterme al agua para sacarlo), sino sentí miedo porque Pablo no tiene, como buen niño, incorporada la noción de riesgo... Su inocencia es un riesgo.

Por lo mismo, no puedo estar tranquila mientras no aprenda a nadar. Ni él, ni la Carla. Bueno, veremos que pasa. Al menos ya comenzamos con Diego.
En todo caso, añoramos que llegue pronto el verano, nuestras vacaciones... Mmmm qué ganas que fuera pronto!!!!. bue... Por ahora, solo esperar a que llegue Febrero!!!!!!!!!!! (mis vacaciones).


Les subo un video y unas fotos del día de playa...